Mi trauma tiene color y fruta

-redapple♥-


Así es, como observas en la imagen, yo deseaba y deseo aun un hermoso cabello de color rojo manzana.
Un mes antes de entrar a la universidad, mi mamá aceptó mi propuesta de teñirme el cabello rojo, todo estaba listo, pero algo llamado “ya te dije que sí” aquella frase después de unos días quedó completamente borrada del cerebro de mi madre, cuando llegó el día que tanto esperaba…
“No tengo plata”, “Te vas a malograr el cabello”, “Cuando tengas 18 años”, aquellas frases que toda adolescente odia escuchar de la boca de nuestros padres.
Y como me alucino heroína digo: “¡Lo haré algún día, esto no se quedará así, lo juro!”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: